Memoria Anual

En esta sección encontrará las Memorias Anuales publicadas desde 2005 hasta la fecha. Contiene información sobre nuestro que hacer institucional.

2014

NUEVAMENTE NUESTRA INSTITUCIÓN TUVO UN EXCELENTE DESEMPEÑO EN EL AÑO 2014 a pesar de la fuerte sequía experimentada con la prolongación de la estación de verano y la entrada tardía del invierno. El contexto económico se desarrolló de forma favorable en el segundo semestre del año con un crecimiento en la inversión extranjera directa y las remesas, manteniendo la estabilidad macroeconómica con un crecimiento del PIB del 4.6%. El crédito bancario creció en 19.5% y el de micro finanzas en 12.5%. En ese contexto FDL alcanzó una cartera de US$74.5 millones de dólares colocados en 61.0 miles de clientes, de los cuales el 70% están ubicados en zonas rurales.

2013

El Fondo de Desarrollo Local (FDL) tuvo un desempeño notable en el año 2013, en un contexto económico favorable, a pesar de la tendencia a la baja de los precios de los principales productos de exportación del país. El sector de micro-finanzas volvió a crecer por segundo año consecutivo después de tres años de contracción.  En ese contexto FDL tuvo un crecimiento de su cartera del 12.5 por ciento, lo que fue posible debido a la  mejora de los principales indicadores financieros y de cartera, lo que contribuyó a la obtención de los fondos necesarios.

2012

El año 2012, y por segundo año consecutivo, la economía nicaragüense creció por encima del cinco por ciento, destacándose a nivel centroamericano como una de la economías que más ha crecido en los últimos tres años. Las exportaciones apuntalaron este crecimiento, favorecidas por los buenos precios internacionales de los principales productos; también se observó un fuerte dinamismo en los flujos de inversión privada y de las remesas. El sistema bancario comercial continuó por segundo año consecutivo expandiendo su cartera de préstamos, este notable incremento fue de más de veinte por ciento, mientras que el sector de microfinanzas recuperaba su ritmo de crecimiento por primera vez desde el año 2008, con un 6.1%.

2011

La transición post-crisis de las microfinanzas hacia una nueva fase de desarrollo ha sido estimulada por la reactivación de la economía nicaragüense. Nicaragua tuvo durante 2010-2011 la tasa de crecimiento promedio más alta (4.6% anual) de los países de Centro América. Los motores de la reactivación de los dos últimos años han sido el incremento de las exportaciones tradicionales por el alza de los precios internacionales y de los flujos de inversión extranjera en energía, minas y la maquila textil, así como el aumento de la cooperación venezolana al gobierno. También ha iniciado la recuperación del flujo de las remesas del exterior por la reactivación económica de los países receptores de los migrantes nicaragüenses.

2010

La moderada recuperación económica de Centroamérica está facilitando la transición de la industria de microfinanzas de la región hacia una nueva fase de su desarrollo. Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la economía centroamericana creció alrededor del 3.1 por ciento durante 2010 y se espera un comportamiento similar para 2011. Este nuevo contexto económico ha tenido un efecto positivo en las microfinanzas centroamericanas, que se refleja en la mejoría de la calidad de la cartera de las instituciones de microfinanzas y. con la notable excepción de Nicaragua…

2009

El 2009 será recordado por las instituciones de microfinanzas de Nicaragua, como su peor año. Por primera vez, en la última década, hubo una disminución en los clientes atendidos y en su cartera de crédito –según cifras de la Asociación de Instituciones de Microfinanzas, ASOMIF y la Superitendencia de Bancos y de otras Instituciones Financieras, SIBOIF -, de -22.5 y -16 por ciento respectivamente. La caída en la cartera, va en sintonía con las instituciones del istmo afiliadas a la Red de Centroamericana de Microfinanzas (REDCAMIF), las que a mediados de 2009 reportaban una caída en la cartera de crédito del -20 por ciento.

2008

La economía de Nicaragua creció por cuarto año consecutivo por encima del tres por ciento alcanzando un crecimiento del producto interno bruto (PIB) del 3.2% similar al del año 2007 pero un poco menor al 4.1% alcanzado en el año 2006. Las exportaciones continuaron creciendo, aumentando globalmente en un 21.5 por ciento, destacándose el sector agropecuario y agroindustrial con un 71% por ciento del total exportado y un crecimiento 25 por ciento, influenciado por buenos precios internacionales e incrementos en los volúmenes de producción, principalmente de café, maní y carne….

2007

La industria de microfinanzas ha seguido creciendo vigorosamente en Nicaragua, a pesar del deterioro de la situación económica y del clima de inversión y de que aún no tenemos un marco regulatorio adecuado que promueva el desarrollo de las microfinancieras.
Las estimaciones preliminares de ASOMIF y de la Superintendencia de Bancos indican que la cartera global de microcrédito se expandió a un ritmo promedio del 35% anual durante el año 2007. En contraste, el ingreso per cápita de Nicaragua creció al ritmo más bajo de Centroamérica (1.7%) y nuestra economía tuvo la tasa de inflación mas alta de la región (16%)…

2006

La política de financiamiento al sector rural del nuevo gobierno de Daniel Ortega ha puesto el énfasis en la reducción de las tasas de interés del crédito agropecuario. Ha privilegiado también a las cooperativas agropecuarias y de servicios como intermediarias de los recursos financieros para microcrédito que el Estado obtiene de la cooperación externa. Estas prioridades contrastan con la política del gobierno de Enrique Bolaños, que promovía la expansión de los ser- vicios financieros rurales a través de intermediarios privados. El gobierno anterior esperaba, como resultado de esta política, lograr un desarrollo paulatino de mercados financieros rurales competitivos y, por consiguiente, un mejor acceso a los servicios financieros…

2005

La banca pública de desarrollo está nuevamente en la agenda política de América Latina, particularmente en aquellos países donde el sector rural tiene todavía un peso económico y social importante. Los gobiernos electos recientemente en Bolivia y Perú han incluido proyectos de banca pública de desarrollo como parte de su agenda prioritaria de gobierno. Un fenómeno similar está sucediendo en nuestro país, ya que todas las alianzas políticas que participan en el proceso electoral actual han incluido en sus programas de gobierno la creación de instituciones bancarias públicas que promuevan y/o presten directamente servicios financieros rurales…